Artículos sobre: Antonio Tapia.
Volver a la portada
Mostrando entradas con la etiqueta Antonio Tapia. Mostrar todas las entradas

martes, 6 de septiembre de 2022

Los 100 días de Tapia

Antonio Tapia

Medios de prensa locales y afición miran al entrenador en una difícil semana para la plantilla ante los malos resultados obtenidos al inicio de liga.

La exigencia es algo que nunca debe perderse. La visceralidad ante la derrota es admisible. Pero a una gran afición como es la malaguista, hay que pedirle madurez y frialdad ante los malos momentos. Y es que si hay algo en lo que es cum laude esta afición es justamente en eso mismo. En las últimas décadas, la afición boquerona es probablemente la que más dramas ha sufrido tanto por los resultados deportivos como institucionales de su club. Por eso mismo, la madurez y experiencia deben obrar para otorgar una paciencia que equilibre las demandas de la gente. El público habló el pasado domingo ante la derrota malaguista. Se quería a Guede fuera. Incluso, en redes hay multitud de hinchas soltando a diestro y siniestro nombres de entrenadores.

Pero la realidad es que el Málaga está enfrascado en una competición de fondo. Una liga de 42 partidos donde hasta los últimos encuentros no se dirime por qué objetivos se luchará. Justo el hablar de objetivos puede ser que haya sido ese arma de doble filo del que hablábamos el pasado mes, y haya provocado la indignación de la afición ante los malos resultados iniciales. Nada que reprochar ante ese sentimiento. Duele mucho ver que se cuenta con una plantilla mejor que incluso que algunas de las que tuvimos en Primera División y que el equipo de la impresión de no saber a qué juega, de no ser profesionales. 

Pero hace falta confiar. Hay que ir a muerte con todos los que forman este Málaga, del primero al último. Es necesaria una unión mucho más fuerte que cuatro malos partidos. Hace falta que la afición lleve en volandas a este equipo por mal que juegue, y ya si eso pitar cuando acabe el encuentro. La Rosaleda lleva demasiado tiempo sin ver una victoria. 

En todo caso, el equilibrio es necesario a la hora del criterio para pedir la cabeza de un entrenador que consta que está trabajando a destajo para que este equipo compita a semejanza de lo que tiene en su cabeza. En 2008, Tapia pedía 100 días para ver funcionar al equipo, y ese año dejó al Málaga clasificado en octava posición en Primera División. Démosle ese margen a Guede, luego, habrá tiempo para reaccionar si se da por hecha su incapacidad para dirigir a todo un Málaga. Pero paciencia.

martes, 26 de julio de 2022

Alegato de paciencia

Pablo Guede

Con la disputa de los primeros encuentros amistosos hemos podido hacernos una idea de cuáles son los planes de Guede para decidir a qué quiere que juege el equipo.

Además, tras el pasado encuentro disputado ante el Cádiz donde se notó el trabajo del míster en cuanto al juego propuesto y cómo los jugadores van cogiendo poco a poco el tono físico a la vez que desarrollando automatismos; habló Pablo Guede para la prensa, y dejó algunas frases clave.

Sobre las posiciones en las que ha puesto a los jugadores, matizó que prioriza contar con hombres polivalentes, y que está usando estos partidos para situar a cada uno en posiciones distintas dentro de su ámbito. Visto así, los amistosos suponen más bien una suerte de experimentos más que la adaptación a la competición.

Sobre el gran problema en el juego del Málaga, que no es otro que defender en el juego a balón parado, Guede sí mostró preocupaciones. No cabe duda que tendrán que aplicarse en este aspecto si no quieren hacer aguas en una competición tan igualada como la Segunda División, donde el más mínimo fallo en esos detalles puede decantar la balanza de los partidos.

Guede aplaudió el juego desplegado por el Málaga y recalcó que era importante que en las jugadas combinativas se mostrase tal acierto en los pases.

Además, informó que durante estos días el equipo seguiría desarrollando el tono físico para, dentro de una semana, empezar a competir como si fuesen partidos de liga.

Ahora bien, hay parte de la afición que se está dedicando a incluso pedir la cabeza del entrenador por los malos resultados. Nada más lejos de la realidad, es bueno hacer memoria y ver cómo con entrenadores como Antonio Tapia o Manuel Pellegrini, el Málaga tardó meses de adaptación hasta que la plantilla interiorizó los planes del técnico en cuestión y pudo desplegar el juego propuesto de forma eficiente.

Es más, me aventuro a decir que el juego que Guede pretende poner en práctica es lo más parecido al juego que desarrollaba el Málaga de Manuel Pellegrini la temporada de Champions. Con una defensa adelantada y una presión al rival en todo el campo, rápida recuperación y juego combinativo en zonas de tres cuartos, con delanteros móviles y con jugadores adaptables a distintas posiciones según el momento.

Por tanto, solo queda pedir paciencia a la afición, porque lo que viene tiene una pinta bastante agradable. Pero tardará en llegar.

miércoles, 22 de junio de 2022

Primera presentación y palabras de Gaspar

Foto Manolo Reina y Manolo Gaspar
Foto: Málaga Hoy



Hoy se ha presentado la primera incorporación del Málaga para la temporada 2022-23, regresa a su ciudad el guardameta trabuqueño Manolo Reina a sus 37 años tras sus periplos en el Levante y el Real Mallorca. Y tras su presentación, ha aprovechado el director deportivo para por fin dar explicaciones y contestar a las preguntas que la prensa ha realizado tanto sobre el balance de la temporada pasada como de las expectativas de la temporada que está por empezar. 

"Se está contando con figuras que pueden actuar de pilares, de sostén, de experiencia y de método, dar empaque y proporcionar una cultura de club"

Antes de entrar de lleno en lo que ha dicho Manolo Gaspar, cabe destacar que desde que ha terminado esta nefasta temporada, se está contando con figuras que pueden actuar de pilares, de sostén, de experiencia y de método, dar empaque y proporcionar una cultura de club. Son nombres como el de Antonio Tapia, Toni Mengual, que se suman al del míster, Pablo Guede. Como continuación a éstos, dentro de la plantilla se puede considerar también al meta recién presentado, Manolo Reina. 

"Ha sido un año horroroso"  
 
Manolo Gaspar empezaba la rueda de prensa haciendo un ejercicio de autocrítica que ya se consideraba necesario y correcto. Ha dado su punto de vista explicativo sobre por qué se diseñó la plantilla de la temporada pasada de esa forma, tanto factores de juego como factores económicos. Ante esto, queda claro que se ha aprendido a base de palos que un jugador no solo es un nombre. Es muy importante estudiar a la persona, al profesional con todos sus matices. No queremos más "antoñines".

Menos convincente ha sido la explicación del por qué de la salida de Paulino a precio irrisorio (clausula de 50.000 €). Explicaba Manolo que llegó a Málaga con esas condiciones, dando a entender que si se le imponía una cláusula alta, no habría sido fichado. 

Por su parte, sobre Febas, indicó que no hay dinero para hacerse con su ficha. Cierra así la puerta a su compra al Mallorca. Otra opción será que el futbolista quiera recalar en el Málaga al quedar libre, pero parece complicado teniendo en cuenta su sueldo actual que supera el millón de euros y su calidad.

Tras esto, el director deportivo malaguista ha sido tajante:  "El objetivo no puede ser la permanencia".  Claro está que decir esto teniendo la incertidumbre de no saber qué plantilla se va a confeccionar aún, debido a las dificultades del mercado y la posición del Málaga en este sentido, es algo atrevido. Si como él mismo dice, esos diez nombres que ilusionan con los que está negociando acaban llegando, es obvio que el objetivo no es la permanencia. Pero si al final el mercado dice que no, y el Málaga no logra reforzarse con garantías, probablemente habría que conformarse con no descender un año más. 

En todo caso, haciendo las cosas bien y con trabajo, esfuerzo y profesionalidad, vendrán tiempos mejores para los malaguistas.


domingo, 15 de julio de 2012

El Málaga y su cantera, un romance lleno de sinsabores

Se avista una temporada en la que el Málaga podría contar con el menor número de canteranos en su plantilla desde hace mucho tiempo.

Lejos queda ya aquella mítica temporada 2004/05 en la que un Málaga bajo los mandos de Antonio Tapia salió a flote sorprendiendo a propios y extraños con una remesa de canteranos que no dudaron en ponerse el mono de trabajo y tirar del carro. Hombres como Juan Rodríguez, Calatayud, Alexis Ruano, Geijo o Paco Esteban integraban la plantilla del milagro. La mala situación económica del club propició la nefasta venta de las perlas canteranas y el equipo descendió al año siguiente.

Ahora la historia es bien distinta. Sin los apuros económicos de antaño, el equipo no se ve obligado a tirar de canteranos para formar una plantilla competente y con hambre de triunfo. Tampoco se aprecia un notable esfuerzo del cuerpo técnico por dar oportunidad a las jóvenes promesas. A todos se nos viene ahora a la cabeza el caso de Recio. Un futbolista joven, con clase, malagueño e internacional sub-20. Cualquier club de la élite agradecería contar con él en sus filas. Sin embargo, por motivos que escapan al entendimiento del seguidor de a pie, se le está buscando salida en el mercado. Incluso se asegura que ni siquiera cuentan con él para los partidillos de entrenamiento, donde sí juega por ejemplo Xavi Torres.

Con Recio más fuera que dentro, nos quedarían dos jóvenes canteranos en el primer equipo, a parte de los que puedan subir este año. Portillo ha mostrado su ilusión por la temporada que se avecina y agradece públicamente la confianza que Pellegrini deposita en él. Quizá sería un buen año para verle explotar.

Por otro lado está Juanmi, que seguramente prevé un año muy similar a la temporada pasada, donde fue relegado a disputar pocos minutos de Liga y algunos más en partidos de Copa.

La buena noticia para todos los teóricos suplentes es que la 2012/13 será para el equipo una temporada cargada de partidos donde las rotaciones se antojan imprescindibles.